EL RATONERO ANDALUZ, UN COMPAÑERO ESENCIAL EN CUADRAS.

Como comentamos en el post anterior, con la llegada del invierno se produce más afluencia de ratas y ratones a nuestras cuadras. Es un tema importante a tratar ya que, las ratas y los ratones pueden provocar grandes daños en una explotación ganadera. Transmiten enfermedades, provocan inquietud en los animales y todo ello se traduce en descensos de la producción. Además, estos roedores provocan daños en conductos y sistemas eléctricos. Por este motivo, un control efectivo de la presencia de ratas y ratones resulta esencial.

Habíamos hablado de trampas, cebos y gatos, pero algún amigo me ha comentado: “ te has olvidado del ratonero andaluz” y tiene toda la razón, se me había pasado por alto.

De todos es conocida la frase “el perro es el mejor amigo del hombre”, pero en el caso del ganadero, ademas me atrevo a decir que es un compañero de trabajo. Nuestros ancestros siempre han tenido perros y los han educado en función de sus necesidades. El ratononero andaluz surge como raza en jerez a través de unos perros traídos por comerciantes ingleses y que se cruzaron con perros autóctonos que se utilizaban para controlar los ratones en las bodegas de vino.

El ratonero andaluz

El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro de tamaño mediano y de cuerpo bastante atlético. Tiene un tronco compacto, pero esbelto y unas orejas plegadas hacia delante en forma de triángulo. El pelaje es corto y denso, que suele ser blanco. Las marcas faciales son una mezcla de color fuego, blanco y marcas de color negro (conocido como tricolor). Por lo general tienen las cejas de color fuego y siempre con una máscara negra. Son perros Ágiles, esbeltos y atléticos, si los observas bien verás que están siempre atentos ante cualquier movimiento o ruido y prontos a lanzarse sobre su objetivo con movimientos coordinados y rápidos.

Pero también son cariñosos, alegres simpáticos y amigables. Por eso resultan ideales para convivir con niños. Además, suelen adaptarse sin problemas a distintos ambientes y lugares. Por todo ello, tenerlos en nuestras cuadras es un beneficio, veas por donde lo veas. Siempre te sacan una sonrisa y te ayudan a que los niños te sigan en tu actividad ademas de cumplir una función esencial como la de eliminar los ratones que provocan daños en la cuadra.

Cuidados específicos

El Ratonero Andaluz es, sin duda, una raza de perros fuertes y longevos. No presentan grandes problemas de salud y puede llegar a alcanzar los 18 años. De todas formas, dada su costumbre de cazar roedores y otros animales, es importante que tengan siempre sus vacunas al día y que no se descuide tampoco su desparasitación. También es aconsejable que no ingieran alimentos más allá de la ración indicada para evitar problemas relacionados con el sobrepeso. En el mismo sentido, deben ejercitarse de manera diaria.

Poseen, además, una tendencia a que sus uñas crezcan mucho. Esto puede traerles inconvenientes si se enganchan o se parten. Así que hay que tener la constancia de cortarlas de manera periódica.

De esta forma, consideramos al ratonero andaluz como un compañero esencial en nuestras cuadras.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al comienzo

Te ha gustado el blog?comparte :)